Normalmente, el cerebro dulcifica los recuerdos lejanos y no es extraño encontrar a gente que afirma que lo pasó bien en la "mili". No es mi caso, fijaros que he tardado 20 años en volver a pisar un cuartel militar activo. No tengo nada en contra de los militares, pero yo no pasé bien mis doce meses de Servicio Militar Obligatorio, y sigo teniendo mal recuerdo después de veinte años.

 

No obstante, me pareció bien asistir a una exhibición de la Patrulla Águila en el propio cuartel de la Academia del Aire, invitado por un familiar. Lo que nadie me advirtió, es que tendría que asistir a un homenaje con desfile militar, discurso, una jura de bandera y no sé cuantas cosas más. Vamos que estuve todo el día dentro del cuartel, lo que me deja satisfecho de vida militar, como mínimo, otros veinte años más.

Después de ordenar las fotografías resultantes de la visita he elegido publicar 54 fotografías, pero creo que será más llevadero dividir la entrega en tres entradas: la vida del cuartel, el desfile militar y la exhibición aérea.

Así que en esta primera entrega os dejo una serie de como vi yo la vida en el cuartel de la Academia General del Aire:

La torre de control del aeropuerto militar

 

Los talleres y los angares

 

 

Los que viven allí

 

 

 

 

 

El oficial al mando de la Patrulla Águila que tan amablemente nos recibió

 

Si queréis hacer comentarios a esta entrada, podéis hacerlo en el foro de Fotolibre