Normalmente, el cerebro dulcifica los recuerdos lejanos y no es extraño encontrar a gente que afirma que lo pasó bien en la "mili". No es mi caso, fijaros que he tardado 20 años en volver a pisar un cuartel militar activo. No tengo nada en contra de los militares, pero yo no pasé bien mis doce meses de Servicio Militar Obligatorio, y sigo teniendo mal recuerdo después de veinte años.

 

No obstante, me pareció bien asistir a una exhibición de la Patrulla Águila en el propio cuartel de la Academia del Aire, invitado por un familiar. Lo que nadie me advirtió, es que tendría que asistir a un homenaje con desfile militar, discurso, una jura de bandera y no sé cuantas cosas más. Vamos que estuve todo el día dentro del cuartel, lo que me deja satisfecho de vida militar, como mínimo, otros veinte años más.